/ Free Style / Evolución y problemática de la robótica sexual

Evolución y problemática de la robótica sexual

_omissis_ on 01/11/2015 - 10:43 in Free Style, Oops

La robótica sexual ha ido evolucionando desde la Segunda guerra mundial hasta la actualidad. El futuro podría deparar autómatas sexuales capaces de suplir las carencias de los seres humanos. Pero no todos los androides sirven para ello, algunos también son capaces de amar

por Sara Gil*

Pepper. Es el nombre del robot que ha creado la compañía japonesaSoftbank y cuyo ideal pasaría por ser el perfecto compañero de piso o amo de casa, dependiendo de las funciones que se demanden de él. Sin embargo, hay algo para lo que Pepper no vale, y es para el sexo. A pesar de que está preparado para comunicarse con personas e interpretar sus emociones es incapaz de mantener relaciones sexuales.

Hace unos meses ya hablamos de las Real Dolls y de cómo ciencia y robótica están uniendo competencias para crear un futuro en los que los androides y las personas pudieran intercambiar estímulos sexuales.

robotica-sexual

Sí, es cierto que Pepper no tiene mucho sex appeal. Realizado en metacrilato y con una estética que podría formar parte de La Guerra de las Galaxias, parece ser un autómata que deja mucho que desear o ser deseado para el resto de los mortales. La apariencia de los nuevos robots es mucho más sexy. ¿Puede surgir la atracción sexual de humano a androide? Y es más,¿puede existir amor entre una persona y un ordenador?

Historias de robots y sexo

El tema de la robótica sexual no es algo nuevo. El germen de todo aparece durante la Segunda Guerra Mundial. Los nazis crearon los primeros humanoides para evitar la propagación del sífilis y otras enfermedades de transmisión sexual entre los soldados asiduos a los prostíbulos franceses. Fue Heinrich Himmler, jefe de las SS, el encargado de dar luz al proyectoBorghild Field-Hygiene Project (o lo que es lo mismo, dotar de sexualidad a muñecas de plástico típicas de cualquier despedida de soltero).

A pesar de que el sexo entre soldados y prostitutas era un secreto a voces, el proyecto se consideró top secret. Con el tiempo se ha podido saber que se basaba en la fabricación de tres modelos diferentes de muñecas con aspecto de mujer y un atributo en común: grandes pechos.

El considerado como uno de los primeros robots sexuales aparecería a finales de los 70 y comienzos de los 80. Se llamó36C y fue diseñado y construido por la empresa británica de juguetes sexuales Sex Objects Ltd. únicamente para dar placer. Fue un fracaso.

16438

Desde entonces comenzaron a proliferar este tipo de humanoides, que no calaron en la sociedad ya que a pesar de que las empresas intentaban que tuvieran apariencia de mujer, los resultados eran nefastos. Son las llamadas 'ginoides'.

Tras años de investigación, la industria se decantó por las sensaciones que pudieran transmitir sus 'juguetes'. Es en este momento cuando vibradores y todo tipo de artículos empleados para el sexo comenzaron a copar las vitrinas de los sex shops. La constante evolución empieza a dar su fruto a través de androides realizados a imagen y semejanza del ser humano y con capacidad para dar placer. De momento, Pepper es solo un mandado asexual.

*Gonzoo

Comments are disabled
Rate this article
3 (60%) 1 vote

Comments are closed.

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: